Abuelos Separados De Sus Nietos
Foro

 

 

 

 

 

Facebook

Twitter

Reportaje en Tele5. Abuelos sin nietos en Navidad.

 

14 de diciembre de 2011.

 

 

http://www.telecinco.es/informativos/reporteros/Abuelos-nietos_0_1522648073.html

 

Abuelos sin nietos.

 

Miles de abuelos no verán a sus nietos estas Navidades.

 

Liliana nunca pensó que llegaría a hacerlo pero, según ella, no le quedó más remedio: "He tenido que denunciar a mis hijos para poder ver a mis nietos". Las relaciones de Liliana con sus tres hijos han sido problemáticas, sobre todo, cuando ella se separó de su marido. Desde entonces, ella se ha encontrado con dificultades para ver a los pequeños. Justifica su decisión de ir a los tribunales porque "ya no me quedaba más remedio; pero, sobre todo, porque quiero que mis nietos sepan que su abuela hizo todo lo posible para poder verlos".

 

El Código Civil, mediante su reforma del 2003, establece que todos los abuelos tienen el derecho de ver a sus nietos. A partir de ahí, se puede establecer un régimen de visitas para que ellos no puedan perder contacto con sus descendientes. Sin embargo, son pocos los mayores que se atreven a ir a los juzgados para defender sus derechos. Muchos no tienen fuerzas y, además, creen que si lo hacen, los pocos ratos que pasarán con sus nietos serán todavía menos.

 

El caso de que un hijo no deje ver a su propio padre a sus nietos es uno de los que más se están dando últimamente a raíz de la crisis. Nos lo dice Guadalupe, ella es la presidenta de la asociación "Abuelos separados de sus nietos"(www.abuelosseparadosdesusnietos.org). "En nuestra asociación nos hemos encontrado, sobre todo en estos últimos años, a raíz de las dificultades económicas, la figura del hijo extorsionador. Es el que tiene una familia y pide dinero o cualquier otra cosa a su padre. Cuando éste no se lo da entonces su hijo le prohibe ver a sus nietos", apunta.

 

Sin embargo, el motivo que más abunda y por el que muchos abuelos no ven a sus nietos son los matrimonios rotos. No hay datos oficiales de los mayores que no pueden ver a sus retoños. Sin embargo, se pueden hacer estimaciones bastante fiables. Aproximadamente, cada año se rompen unos 140.000 matrimonios. De ellos, cerca de un 40% son traumáticas; es decir, los cónyuges no paran de litigar entre ellos. En ellos, además, casi el 90% de todos ellos la custodia es para la madre. En ese caso, como señala Guadalupe, "los abuelos paternos se encuentran completamente marginados, son como de segunda categoría. Mientras, los maternos se encuentran sobrecargados de trabajo ya que los cuidados que no puede realizar el marido los tienen que hacer ellos".

 

Un caso parecido es el de de Begoña. Su hijo se separó. A partir de ahí todo empezó a torcerse. Al parecer, su nuera apenas les permite las visitas a la hija que tuvieron en común. Su ex marido ha denunciado en varias ocasiones el incumplimiento del régimen de visitas. Según nos cuenta Begoña, todo acaba en juicios de faltas cuyos veredictos, según ella, tampoco se acatan. El resumen del último año con su nieta se reduce a "unos pocos días que pude verla en julio. A partir de ahí, no supe nada más de ella. Mi ex nuera no me coge el teléfono. Es profundamente triste que no puedas ver a alguien que forma parte de tí".

 

Ella al menos ha tenido suerte, otros ni siquiera saben donde están. Es el caso que se da cuando uno de los cónyuges muere. El que vive comienza una nueva vida con otra persona y los hijos de la anterior. A partir de ahí, a los pequeños se les pierde la pista. Como señala Guadalupe: "tenemos a abuelos dentro de la asociación que han tenido que recurrir a detectives privados para poder localizar a sus nietos. A veces pasa que el que fuera su yerno o nuera se desentiende de sus suegros. Es decir, a la pena por la desaparición de su hijo se les une la de sus nietos. Incluso nos hemos enterado de que a algunos de los niños les habían dicho que sus abuelos habían muerto".

 

Las personas que aparecen en el reportaje son una pequeña muestra de los que sufren estos problemas. Hubo otras que, en el último momento, prefirieron no darnos sus testimonios. Como nos comenta, María, nombre ficticio: "Mira, mi hija murió cuando se estaba separando de su marido. Me dejó una nieta. El caso es que ellos vivían en Madrid. Pero cuando ella falleció, él pidió el traslado a otra provincia que está unos 700 kilómetros de distancia. Sólo puedo ir a verla cuando él me deja y eso va por meses.

 

Tengo miedo de que si me reconoce en televisión no me deje volver a verla".

 

 

 

 

Comparte en redes sociales.

 

Comentarios Facebook

 

Búsqueda personalizada

 

 

Inicio | Contacto

Abuelos separados de sus nietos

Teléfono: 6xx xx xx xx

correo electrónico: contacto@abuelosseparadosdesusnietos.com

 

 

© Abuelos separados de sus nietos

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

 

Diseñado por Emérita Cano