enlaces patrocinadoS

PORTADA » sociedad

pide que no cuiden a sus nietos

Abuelos separados de sus nietos tachan de "absurda" la propuesta de UGT

La Asociación de Abuelos Separados de Sus Nietos ha calificado de “absurda” la propuesta de UGT de desentenderse de sus nietos y sumarse a la huelga general del 29 de septiembre.

EL IMPARCIAL

24-09-2010

imprima esta noticia ENVIAR O COMPARTIR ENLACE

La Asociación de Abuelos Separados de Sus Nietos ha calificado de “absurdo” el llamamiento que desde el sindicato UGT se ha hecho para que los abuelos se sumen a la huelga general del 29 de septiembre. Su presidenta, Guadalupe de la Fuente, cree que la propuesta de desentenderse ese día de sus nietos como medida de presión sólo puede venir de “personas con poco sentido común y menos corazón” y ha dirigido la carta que se reproduce a continuación:

“Hace días que vengo dando vueltas a contestar a los señores de UGT sobre su solicitud para que los abuelos nos desentendamos de nuestros nietos para sumarnos así a la huelga general. Y no me queda más que hacer unas breves apreciaciones como colectivo de abuelos que no podemos ver a nuestros nietos.

Es una de las solicitudes más absurdas que hemos oído en nuestra vida, y que sólo podrían llevar a cabo personas con poco sentido común y menos corazón ¿A qué mente lúcida se le puede ocurrir que no demos besos a nuestros nietos? La respuesta se contesta por sí sola.

No todos los abuelos tenemos el privilegio de poder cuidar de nuestros nietos, sobre todo los paternos cuando nuestros hijos están separados, y en general, aquellos abuelos que tienen que solicitar ante los tribunales un régimen de visitas. ¿Es que estos señores sindicalistas viven en mundos paralelos, donde únicamente les interesa no perder el asiento, ni su estatus de liberados?

Nosotros los abuelos no cobramos sueldo por cuidar a nuestros nietos. Lo hacemos por amor, porque son nuestra alegría de vivir y superamos todos aquellos inconvenientes que por la edad y la salud puedan surgir. Antes muertos que no ver esa cara de felicidad y ese beso que solo un niño puede dar.

Nosotros no podemos darles ese beso, ese biberón o llevarles al colegio. No podemos trasmitir el amor, la sabiduría, la ternura que ellos necesitan. Cualquiera de nosotros estaríamos dispuestos a tenerlos con nosotros 365 días al año.

Por eso les pido a esas grandes mentes pensantes del sindicato que no nos incluyan a niños y abuelos en sus iluminados discursos. Que no mezclen a niños y abuelos en un conflicto político-social. Y sobre todo que se trasladen de su mundo paralelo a la realidad de aquellos que luchamos por poder ver a nuestros nietos ya que a muchos de nosotros nos llevará la parca antes de tener una sentencia que nos ’autorice’ a estar un ratito con nuestros nietos”.



enlaces patrocinadoS